¿Playa o montaña? Pros y contras de ambos para viajar este verano

Dos de los sitios preferidos por todos en vacaciones Muchas de las personas anhelan durante el año la llegada del verano, bien sea para visitar muchos lugares, compartir en familia, pero más que todo por tener unos días para el descanso y recreación. En Europa, por ejemplo, existen lugares donde el frío se extiende por varios meses y las personas deben andar abrigadas durante gran parte del día, haciendo un poco tedioso la estadía en casa, en el trabajo o en la universidad, por lo que cuando llega el sol con fuerza y las altas temperaturas todos quieren estar expuestos a él.

Dos de los lugares que logran frecuentar más las personas son la playa y la montaña. Pero, ¿qué tan acertada es esta decisión de ir a estos lugares? ¿Puedo tener algún tipo de percance al visitar estos sitios? Bueno, trataremos ahora mismo de indicarte cuáles serían esos pros y contras de visitar estos destinos.

Comencemos con la playa, y es que pareciera ser un destino obligado cuando el verano dice presente. Una de las cosas positivas de visitar la palaya es que automáticamente asegurarás broncearte y quitarte ese color pálido del cuerpo, pero ojo, como contra podemos mencionar que si te expones por mucho tiempo a los rayos solares puede ser peligroso, incluso contraer quemaduras de primer grado y en casos extremos cáncer de piel. Por eso te recomendamos si lo tuyo es querer broncearte estando en el mar y arena, uses mucho bloqueador solar y no te expongas con demasía. Como otra cosa positiva podemos decir que si eres amante de los deportes acuáticos como el surf, kitesurf, entre otros, pues qué mejor lugar para que practiques estas disciplinas que en la playa. Puedes tomar olas y surfearlas y así pasar un rato increíble y emocionante.

Como contra, te podemos decir que si no eres un experto de la natación, tengas mucho cuidado al momento de ingresar al mar, dado a que en diversas playas la resaca suele ser muy fuerte por lo cual te va halando sin que te des cuenta cada vez más hondo, por lo que si no eres un nadador, corres un riesgo tremendo de ahogarte o pasar un buen susto.

Si elegimos como destino la montaña también podemos encontrar cosas positivas y negativas en esta travesía. Comenzaremos con lo positivo, y es la paz que te genera estar alejado de toda la bulla y escándalo de la ciudad. Estando ahí te conectas con una paz que en pocos lugares encontrarás. Mucha vegetación y el sonido de las aves es la única cosa que verás y oirás, por lo que se convierte en un viaje placentero. Pero, ¿qué hay de lo malo? Como cosa negativa podemos mencionar que en las montañas solemos encontrarnos con animales pocos causales y que nos pueden causar daño, como escorpiones, alacranes, pequeños gatos salvajes, serpientes venenosas, entre otros. Por lo que recomendamos llevar un pequeño bolso con algunos medicamentos por si llegas a ser atacado por alguno de estos tengas alguna medicina que pueda contrarrestar el efecto hasta que llegues a la ciudad.

También te recomendamos llevar tu dispositivo móvil con un WiFi portátil, porque en algunas veces estando tan alejado de la ciudad, la señal telefónica se pierde, entonces si nos llegase a suceder algo, o nos perdemos durante el viaje, tengamos la opción de poder comunicarnos y así avisar dónde nos encontramos vía whatsapp.

Entonces, ¿ya decidiste a dónde ir este verano? Espero te haya sido de ayuda este artículo y tomes las previsiones correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *